Connect with us

Hi, what are you looking for?

Opinión

Desempleo en Bucaramanga y Colombia, un drama que requiere acciones urgentes

Juan tiene 51 años, es padre de dos hijos y esposo de Martha quién es una trabajadora independiente, actualmente está desempleado desde hace 4 años logrando tener algunos trabajos ocasionales; sin embargo, aún no ha dejado de pensar en aquella empresa que lo empleó por cerca de 20 años, la cual un día tuvo que cerrar sin avisar, llevándose todos sus sueños de un futuro mejor y una posible pensión, actualmente por su edad es rechazado en casi todas las vacantes.

Ximena tiene 25 años y un hijo, pudo terminar su bachillerato y sacar un técnico en comercio, su vida la pasa entre pequeños trabajos temporales y el angustioso desempleo. Además, ya conoce todas las estafas del mercado laboral, y en cuanto a su ánimo este ha decaído, a tal punto, que no le permite darle una buena educación y vida a su hijo, su pesimismo es marcado al ver su futuro tan incierto.

Las anteriores descripciones son dos casos que comúnmente vemos en Bucaramanga y Colombia, donde el DANE acaba de anunciar que el desempleo ha llegado al peligroso peldaño de los dos dígitos. Esto significa que estamos ante una tragedia social para gran parte de la población, en una economía que paradójicamente crece asentando la desigualdad social de forma latente, y a la vez, mostrando el evidente el fracaso tanto del gobierno nacional, departamental y municipal en buscar soluciones reales.

Gran parte del fracaso en esta materia se da por el desconocimiento social y económico de los territorios, así como también, por la aplicación de teorías económicas que deben ser revalorizadas. Por ejemplo, algunos no han entendido que la economía se mueve en tres sectores, y no dos como comúnmente se creía, estando el sector público, privado y popular. Este último ha surgido como alternativa a la debacle y exclusión del mercado laboral, estando cada vez más fuerte y vigoroso, pero perseguido, señalado e invisibilizado a tal punto de ser referido despectivamente como informal, sin entender que, a través de este actualmente logran sobrevivir miles de personas.

Es claro que no ha existido un rol preponderante del estado a escala, el cual solo se ha convertido en un simple mediador laboral del sector privado. Significando que Bucaramanga y toda Colombia necesitan un cambio urgente entendiendo, además, que se debe fortalecer y unir estos tres sectores mediante un papel activo de los hacedores de la política publica en esta materia; un camino para ello estaría en promover realmente la asociatividad en los territorios y barrios, generando circuitos socioeconómicos desde lo local, así como programas reales de los cuales en Sudamérica tenemos exitosos ejemplos, en especial para aquellos que afirman que no se puede. Parar este drama del desempleo requiere de acciones urgentes, el Papa Francisco bien lo dice en su encíclica: “el ser humano necesita tierra, techo y trabajo”.

Por: Pedro Ángel Quintero – Columna de Opinión

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve + trece =

You May Also Like

Covid-19

El pasado 4 de abril, la columnista de Semana, Salud Hernández denunció a varios Gobernadores del país, quienes estarían, en medio de la crisis...

Bucaramanga

26 de marzo de 2020 En el ojo del huracán se encuentra la Cooperativa de Hospitales de Santander y el Nororiente Colombiano, COHOSAN, al...

Política

En el ojo del huracán se encuentran algunas alcaldías y gobernaciones del país, por estar celebrando contratos en los que se evidencia un mal...

Noticias

Un medio de comunicación de Nueva Orleans en los Estados Unidos, confirmó el asesinato del colombiano José Amaya de 58 años por parte de...