Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

El discurso electoral ‘perdedor’ sobre el páramo Santurbán

Todos los candidatos que tomaron como foco de campaña electoral y politizaron el discurso de la defensa del Páramo de Santurbán se quemaron el pasado 27 de octubre en sus aspiraciones por llegar a concejos, asamblea y alcaldías en Santander. Conozca quienes fracasaron en su intento.

Ludwing Mantilla: el ex partido de la U, ex Cambio Radical, ex opción ciudadana y en su última aspiración Partido Verde, centró su campaña en la protección del páramo de Santurbán. Inicialmente movió su precampaña a la Alcaldía, recogiendo firmas «por el Páramo» para empujar su candidatura, lo que terminó distanciándolo de sectores ambientalistas. En su intento de obtener el aval verde fue derrotado por Sergio Prada, posteriormente se reencauchó y se postuló como candidato a la Asamblea por los mismos verdes, donde volvió a quemarse quedando en el quinto lugar de la lista con 8.924 votos, y siendo la cuarta quemada en su intento por llegar a un cargo de elección popular. “Su oportunismo y lagarteria” dicen algunos líderes verdes, le ha granjeado antipatías y rechazo por muchos de sus copartidarios y la opinión.  

Jorge Flórez: el exconcejal por el Polo Democrático, centro su campaña en el Páramo de Santurbán, realizando una campaña monotemática y fría que no caló en la gente. Al parecer, le afectó bastante el desligarse del exalcalde Rodolfo Hernández quien en uno de sus programas lo reprendió por hacer politiquería con el agua. Sus posiciones doctrinarias y cargadas de ideologismo y mucha retórica, sumado a su escasa gestión y poca comprensión de la ciudad y la gobernabilidad contemporánea, no le generó apoyos ciudadanos más allá de los comerciantes de plazas y aislados apoyos desde la izquierda. 

Sergio Isnardo Muñoz: por segunda vez pierde en su intento por llegar a la Alcaldía de Bucaramanga, de 30 mil votos en 2015, pasó a 7 mil votos, sin lograr cautivar su electorado con el discurso contradictorio de la defensa del Páramo de Santurbán. Le costó mucho que lo hubiesen desenmascarado en un debate por haber estado en reuniones apoyando a Minesa en 2017, así como lo afectó bastante que Rodolfo Hernández dijera que definitivamente él no era su candidato por haber pasado por varios partidos políticos, saltando según su conveniencia.

Muñoz fue un mar de contradicciones y eso lo copió la ciudadanía. Primero que estaba con Rodolfo, luego no era el de Rodolfo, estaba con Minesa, luego no era el de Minesa, fue contratista de la Agencia Nacional de Hidrocarburos y luego se opuso al extractivismo, sin duda alguna eso hizo que su electorado terminara inclinandose por otros candidatos. Al final de la campaña, sus posturas llenas de agravios y señalamientos lo terminaron de colapsar.

Leonidas Gómez: de candidato en 2015 a la gobernación de Santander donde sin utilizar el discurso del Páramo obteniendo la segunda mejor votación, paso a senador electo en 2018 con el discurso de la anticorrupción y en menor media la defensa del Páramo. Esta vez, de nuevo a la Gobernación, fracaso en su intento gracias a una campaña errática, llena de incoherencias y contradicciones, donde el mismo fue el propio responsable de la debacle. Muchos le cobraron su renuncia al senado donde solo hablo el día de su renuncia. En una entrevista dijo que Minesa era el enemigo a derrotar, después de que contrató a Daniel Winograd, ex asesor de Petro y quien en la presidencial había esgrimido la misma matriz en Santander, resultando perdedor ante Duque y Fajardo. 

¿Acaso Minesa derrotó a Leonidas? evidentemente no, Gómez fue derrotado por sus debilidades internas, su mala asesoría, y sus evidentes alianzas con la política tradicional a las que negaba siempre. Sin movimiento organizado, preso de su derrota y reacio a aceptar la curul en la asamblea, queda en un escenario muy crítica y con poca salida, si se le suma su edad avanzada. 

Dayana Corzo: exintegrante del Comité del Agua donde tiene señalamientos por rencillas internas, fue candidata al concejo de Bucaramanga por el Partido Mais, quedando novena, sin pasar de los 500 votos. En la campaña solo contaba el tema del páramo y el agua, totalmente descontextualizada de la ciudad, sus problemas y sus ciudadanos. Fue destituida del Comité por la defensa del Páramo de Santurbán por su mala gestión y conflictos internos.

Carlos Toledo: su máximo logro en la campaña política fue desenmascarar a Sergio Isnardo Muñoz como defensor del Páramo, tras mostrar la foto en la que el candidato del Mais aparecía en una reunión con los directivos de Minesa. Toledo, aunque hizo esfuerzos por salir de su discurso, fue también monotemático, y poco se evidenciaron sus propuestas de ciudad. La politización del discurso de defensa del Páramo no le sumo votos en su intento por llegar a la Alcaldía y también se quemó.

Fredy Anaya: fue el caso más emblemático y extremo. Asumió erráticamente la defensa del páramo como eje de su campaña después de haberse conocido sus fuertes vínculos con soto norte y la minería. Esto fue sin duda uno de sus mayores errores estratégicos. Aparte de que la gente no le creyó este salto doctrinario, lo mostró como un político oportunista, politiquero y sin ningún escrúpulo a la hora de aparentar lo que no es. Su derrota le debe mucho a ese giro en la campaña. 

Carlos Sotomonte: Activista por la defensa del agua que utilizó y politizó el discurso del Páramo de Santurbán en campaña, fracasando en su precampaña donde no logró conseguir las firmas requeridas para su candidatura con el movimiento ciudadanos libres, posteriormente hizo alianza con el candidato Jorge Flórez con el que perdió en la encuesta, acuerdo que traicionó y termino llegando como un actor secundario a la campaña de Juan Carlos Cárdenas, pasó sin pena ni gloria como precandidato y candidato.

Se comprueba una vez más que los activistas políticos y electorales del tema del Páramo y del Agua, no movilizan las lealtades electorales de los ciudadanos. La gente los castiga en las urnas porque no le acepta la utilización del tema del agua, que genera mucha opinión y sensibilidad, para fines particulares y electorales y para que muchos líderes ganen reconocimiento y popularidad. 

Queda demostrado que el discurso del Páramo genera mucha opinión y movilización pero no da votos, tanto para las opciones de derecha como de izquierda y menos vinculadas ideológicamente a grupos al margen de la ley.

Redacción Política

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − trece =

You May Also Like

Covid-19

El pasado 4 de abril, la columnista de Semana, Salud Hernández denunció a varios Gobernadores del país, quienes estarían, en medio de la crisis...

Bucaramanga

26 de marzo de 2020 En el ojo del huracán se encuentra la Cooperativa de Hospitales de Santander y el Nororiente Colombiano, COHOSAN, al...

Política

En el ojo del huracán se encuentran algunas alcaldías y gobernaciones del país, por estar celebrando contratos en los que se evidencia un mal...

Noticias

Un medio de comunicación de Nueva Orleans en los Estados Unidos, confirmó el asesinato del colombiano José Amaya de 58 años por parte de...