Connect with us

Hi, what are you looking for?

Opinión

Estrés en tiempos de pandemia

Jueves, 20 de agosto de 2020

El índice de estrés en los hogares colombianos aumenta,  cada vez que se prolongan las medidas del  aislamiento preventivo obligatorio en el país.

El dejar la acelerada rutina que se llevaba en los hogares, por mantenerse ahora en aislamiento, con el teletrabajo, con hijos permanentemente revoloteando entre la sala y el comedor, y la esposa inventando entre las tareas, la cocina y atender el hogar; por dar un ejemplo. O en otros casos; hogares en donde la situación es más compleja, porque uno de los cónyuges o la madre cabeza de hogar, se expone al peligro de contagio del COVID-19, por salir a buscar el sustento para su familia, ha logrado que el porcentaje de estrés de los ciudadanos se eleve exponencialmente.   

Es por ello, que las autoridades se han volcado a hacer constantes llamados para que el proceso de confinamiento en el hogar sea un poco más provechoso y productivo. 

El estrés produce miedo, inseguridad, susceptibilidad, irritación, ansiedad, retraimiento e insomnio, entre otros aspectos, es por eso, que se debe emplear el tiempo del aislamiento para crear o idear un emprendimiento en su entorno familiar, que permita desarrollar una actividad que con lleve una serie de propuestas organizadas y encaminadas a generar bienestar tanto, físico, mental como económico, pues, el objetivo es, ocupar ese espacio de ocio en algo de provecho, tal como una terapia ocupacional. 

“El repentino quebranto de rutinas, la alteración de prototipos en cuanto al relacionamiento con otras personas y la reestructuración de los espacios entre trabajo y familia, son elementos para reflexionar al momento de entender el estrés crónico que se está viviendo en muchos de los hogares colombianos en estos tiempos de pandemia”, comentó Mirla Ariza Sarmiento, Psicóloga de la Universidad Metropolitana y especialista en Neuropsicología de la Pontificia Javeriana.

¿Si nos hiciéramos preguntas para tratar de entender cómo vive cada hogar esta emergencia sanitaria, que es lo primero que pensaríamos? 

Reflexionaríamos, pues, cada hogar lo vive de manera diferente, mientras un hogar tiene todas las facilidades económicas para alimentarse y abastecerse de todo lo necesario, otras tienen que salir exponerse y continuar porque en casa los espera una familia a quien sostener; otros hogares se enriquecen de espacios saludables para mantener una adecuada salud mental, otras sufren de violencia intrafamiliar; otras que aparentemente lo tienen todo, pero manifiestan conductas ansiosas y depresivas, entonces, ¿qué es lo que más afecta en términos de salud mental a los hogares?.

La Dra. Mirla Ariza en su experiencia en atención a familias, comenta que “Los episodios y crisis de ansiedad es una de los motivos de consulta más frecuentes en tiempos de pandemia, agregando que el estrés ocasionado por la alteración de la rutina diaria, el aislamiento social, la falta de distractores, el consumo deliberado de alimentos y  la alteración del sueño, han ocasionado un impacto negativo en los hogares, ya que muchas familias no cuentan con orientación y/o estrategias adecuadas para minimizar los síntomas,  y en búsqueda de soluciones quizás, no acertadas, se tiende a aumentar el índice de ansiedad, variaciones en el comportamiento y el estado de ánimo”.  

Es que son muchos los motivos que generan el estrés en esta época de pandemia y de confinamiento, a veces en espacios reducidos, que generan fricciones entre los integrantes de la familia y que derivan en situaciones de violencia; el hecho de agrandar nuestras reacciones frente a cosas insignificantes y ver un futuro lleno de angustia y sin salida; la limitación para desplazarnos, el temor respecto a si nos vamos a contagiar o a que se enfermen los miembros de la familia, la pérdida del empleo, y la incertidumbre de los tiempos venideros lo cual nos conecta con tipos de sobrevivencia primitivos propio de toda la humanidad. 

Ley seca

El Ministerio de Salud, ha presentado informes frecuentemente, con respecto al consumo de alcohol a nivel nacional, y este también va en aumento tanto como el estrés. Tan así es, que el Gobierno Nacional en algún momento pensó restringir la venta de licor en el territorio, porque era uno de los factores que insidia en el nulo respeto al toque de queda. Entre tanto, se mantiene la ley seca durante los fines de semana en la mayoría de los departamentos y municipios del país.

Esta crisis pandémica que el mundo está atravesando, genera ineludiblemente estrés en las personas, lo que exige a desarrollar diversos recursos personales tanto internos como externos, para la autorregulación y poder sobrellevar las mil y una dificultades que se viven en estos momentos, en muchos hogares colombianos.

El indiscutible aumento no solo del consumo de alcohol, sino también de las drogas, responde definitivamente a esta necesidad externa de autorregulación, que, en exceso, resulta ser absolutamente desadaptada.

OMS se pronuncia… 

Aunque todos entendemos que el COVID-19 es una crisis de salud física, muchos a penas se están enterando que el impacto en la salud mental, es significativo y podría generar mayores dificultades si no se le hace frente correctamente.

Se ha detectado un incremento de la prevalencia al estrés, de por ejemplo un 35% en China, 60% en Irán, un 40% en Estados Unidos y 45% en Colombia, teniendo en cuenta que los tres primeros, son los países más afectados por la pandemia. A nivel mundial han fallecido más 694.000 personas por causa del virus, y se han contagiado más de 18.3 millones, según la Organización Mundial de la Salud.

Aunque la OMS todavía no dispone de cifras sobre tendencias mundiales, si está siguiendo la información que se está dando en varios países sobre el aumento de intentos de suicidio y el abuso de narcóticos. Todos estos porcentajes y estadísticas sobre el estrés, a muchos les recuerda los resultados que dejó en Colombia la crisis económica de los 90´s y esperemos que no aumente en los próximos meses. 

La Propuesta de Tatyana Janer:

Es necesario que tanto el Gobierno Nacional, como los Locales, desarrollen programas de bienestar para los colombianos, como por ejemplo un “Aislamiento Positivo”, esto es vital para prevenir el consumo de alcohol y otras drogas. Con ello, la idea es aportar a vivir de mejor forma este estado de excepción, con un decálogo y guías de parentalidad, con juegos y dinámicas muy simples, para mejorar la convivencia y evitar el consumo, aprovechando este aislamiento para que padres, madres y adultos mayores, se puedan acercar a sus niños, niñas y adolescentes.

Lo importante en este tiempo inédito de pandemia, es la aceptación de un hecho que no depende de nosotros, a la cual debemos adaptarnos minimizando los momentos de más carga de estrés.

Por: Tatyana Janer

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 4 =

You May Also Like

Covid-19

El pasado 4 de abril, la columnista de Semana, Salud Hernández denunció a varios Gobernadores del país, quienes estarían, en medio de la crisis...

Bucaramanga

26 de marzo de 2020 En el ojo del huracán se encuentra la Cooperativa de Hospitales de Santander y el Nororiente Colombiano, COHOSAN, al...

Política

En el ojo del huracán se encuentran algunas alcaldías y gobernaciones del país, por estar celebrando contratos en los que se evidencia un mal...

Noticias

Un medio de comunicación de Nueva Orleans en los Estados Unidos, confirmó el asesinato del colombiano José Amaya de 58 años por parte de...