Connect with us

Hi, what are you looking for?

Opinión

Semana por la paz

Desde  el pasado domingo 6 de septiembre, se dio inicio a la Semana por la Paz 2020, celebrando la versión 33 bajo el lema “¡El reencuentro es con la paz, #Movámonos!”, es un evento de carácter nacional que busca hacer visible todos los esfuerzos de personas y organizaciones en la búsqueda de la tan anhelada paz, pero será que realmente nos encontramos en disposición y ánimo,  para creer que efectivamente, se hacen ingentes esfuerzos por parte de todos  los actores sociales y políticos para conseguirla?  

Pareciera que no, los hechos sucedidos en  las últimas semanas, que según muestran las estadísticas, ya suman 53 masacres en el territorio nacional, el incremento en número de feminicidios, el desbordado desempleo, la crisis de empresarios y comerciantes, la falta de oportunidades a todo nivel, deja un escenario de desasosiego e incertidumbre, que no permite por lo menos en el ámbito del sentido común, generar credibilidad respecto de las acciones puntuales que se hacen en la consecución de la paz.

Todos somos corresponsables, por tanto es a todos a quienes nos corresponde evaluar, que hacemos individualmente por la paz, a quien elegimos, que lenguaje usamos, que tanto nos importa el bienestar y la armonía con otros, podría ser, un ejercicio básico para conciliar nuestro pensamiento y generar algo de autocrítica, no todo es determinismo ni voluntad de Dios como argumentan algunos, tenemos un alto porcentaje de responsabilidad en todo lo que hacemos y decimos, de tal forma, que la paz no es un ejercicio académico con la matriz DOFA, ni un destino señalado por el universo en sus múltiples manifestaciones espirituales, si no un verdadero nivel de comprensión  de la realidad nacional y la naturaleza del conflicto.  Pareciera que mientras ocurren hechos violentos que realmente socavan el aliento de ciudadanos e instituciones, muchos se dedican a utilizar estos mismos insumos de guerra para destruir voluntades y generar un ambiente de zozobra en intimidación.

Ante tanta escena dantesca y muchos que desean perpetuarlas  con fines personales, solo queda mantener el equilibrio y hacer filtro de realidades, es al Estado colombiano y a los colombianos a quienes nos corresponde decidir sobre cual paz queremos y quienes son los gobernantes que realmente adquieren un compromiso para alcanzarla, la región requiere espacios de dialogo, donde la información y el conocimiento  sean heraldos en la toma de decisiones, no queremos caudillos ni mucho menos lideres mediáticos que toman banderas oportunistas que enarbolan altivos y analfabetos,  de las circunstancias complejas  que vivimos los santandereanos.

Esta Semana por la Paz, será una semana más, mientras el gobierno local mantiene un rifirrafe con el anterior, mientras las decisiones estén en manos de inexpertos parlanchines y los que son responsables de las políticas públicas, mantengan una jerga de guerra, que no tiene consideración por la calidad de ciudadanos que vivimos en esta región. 

El legado histórico de tantos años de conflicto en nuestro país y la firma de los acuerdos de paz, son hechos concretos e irreversibles muy a pesar de la realidad  de la que  nos enteramos a diario, no podemos recular ante tamaño compromiso, ni dejar que avancen los enemigos de la paz, su consecución esta en nuestras manos, seres humanos imperfectos, luchando en tiempos difíciles y desesperanzadores, pero es justo ahí, donde se requiere la unidad, el espíritu de solidaridad, reconciliación y la férrea determinación de construir institucionalidad, abriendo puertas a todo lo que represente oportunidad, paz y desarrollo para el Departamento.

La paz, es una labor infinita, imperfecta e inconclusa, que requiere el compromiso de todos los actores y la atención de las necesidades básicas de la población, de tal forma que no puede existir celebración alguna si en ella, no se muestran puntualmente las acciones a favor del bienestar de los ciudadanos y del desarrollo de toda la región, no volveremos a  permitir la manipulación de la verdad o que utilicen el miedo para convencernos, cada vez somos más, los que entendemos que las dinámicas de la democracia requiere, amplitud de pensamiento, tolerancia e información. 

Por: Naid Nuñez Castillo

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 13 =

You May Also Like

Covid-19

El pasado 4 de abril, la columnista de Semana, Salud Hernández denunció a varios Gobernadores del país, quienes estarían, en medio de la crisis...

Bucaramanga

26 de marzo de 2020 En el ojo del huracán se encuentra la Cooperativa de Hospitales de Santander y el Nororiente Colombiano, COHOSAN, al...

Política

En el ojo del huracán se encuentran algunas alcaldías y gobernaciones del país, por estar celebrando contratos en los que se evidencia un mal...

Noticias

Un medio de comunicación de Nueva Orleans en los Estados Unidos, confirmó el asesinato del colombiano José Amaya de 58 años por parte de...