Connect with us

Hi, what are you looking for?

Opinión

Ya Estamos Parados ¡Hoy Trabajamos!

Columna de Opinión

Por: Guillermo Henrique Gómez París

Como ciudadano y líder nacional de una industria hecha a pulso y conformada por colombianos productivos, disciplinados y resueltos, me hago del lado de los que saldremos a trabajar.

Mi padre nos enseñó a espantar la pereza. Es la frase recurrente de mi abuela paterna, que en julio cumple 89 años y no sabe lo que significa la palabra subsidio. Aún en el encierro, se levanta a atender una pequeña huerta que subsiste en el interior de su casa y acude a cuanto la mantenga activa, al no haber en su dimensión un espacio para la pernicia.

Cuando se lo permiten, no pierde oportunidad de activar su panadería, a partir de la cual ha vivido y le dio estudio a sus hijos. Estoy seguro que así como yo, la mayoría de colombianos pueden hablar del esfuerzo de sus padres y abuelos por brindarles un porvenir, ajeno de toda contaminación que provoca la vida fácil, concedida por el dinero mal habido.

Desafortunadamente, a partir de la incubación del narcotráfico, nuestro país se distrajo y convirtió en paradigma un modelo de vida aspiracional, en el que se vende la ilusión de acceder a privilegios sin propósito ni esfuerzo. Tener por tener sin saber para que.

Ahí se hizo general el perverso hábito de la corrupción. ¿Como se combate? Trabajando. No es cayendo incautos a convocatorias de discursos enredadores enarbolados por personas (tristemente colombianos) que prometen el país de las mil maravillas cuando no han producido nunca nada; y ante su carencia, no cesan de sabotear al frágil pero meritorio país productivo, poniendo en su contra a jóvenes incautos que les compraron la idea que un empleo era para «esclavos».

Llegó la hora de defender el valor del trabajo de parte de quienes lo tuvimos por ejemplo y lo recibimos como herencia.Es momento de reivindicar el poder y la independencia que nos otorga ganar el pan con el sudor de la frente. Valiéndonos por nuestra propia cuenta y capacidad, no nos aflige la tentación de codiciar lo del vecino y menos de pretender quitárselo. Lo que es mejor, nos enseña a contribuir antes que estar exigiéndole al país que nos garantice todos los derechos sin asumir deberes.

Como ciudadano y líder nacional de una industria hecha a pulso y conformada por colombianos productivos, disciplinados y resueltos, me hago del lado de los que saldremos a trabajar. Nuestras inconformidades con la reforma tributaria las presentamos al Congreso, que es el espacio que otorga la democracia para ello. En medio de semejante crisis donde trabajar se nos volvió privilegio y una peste de hambre sin precedentes amenaza la vida tanto como lo hace el coronavirus, no es escenario para parar ni para dividir, sino para avanzar produciendo.

You May Also Like

Covid-19

El pasado 4 de abril, la columnista de Semana, Salud Hernández denunció a varios Gobernadores del país, quienes estarían, en medio de la crisis...

Bucaramanga

26 de marzo de 2020 En el ojo del huracán se encuentra la Cooperativa de Hospitales de Santander y el Nororiente Colombiano, COHOSAN, al...

Política

En el ojo del huracán se encuentran algunas alcaldías y gobernaciones del país, por estar celebrando contratos en los que se evidencia un mal...

Noticias

Un medio de comunicación de Nueva Orleans en los Estados Unidos, confirmó el asesinato del colombiano José Amaya de 58 años por parte de...